contacto

Naturalicemos lo natural

La idea de que solo existe un tipo de cuerpo válido hace daño a tanta gente que da miedo. Da miedo porque muchas personas se quedan fuera de ese patrón. Y las creencias son tan poderosas que aunque muchos y muchas somos conscientes de la cantidad de mentiras que nos han contado, aún luchamos por desaprender todo lo aprendido.

Mirlo Blanco nació de la unión entre el amor absoluto por las cosas hechas a mano y la necesidad de trabajar teniendo como referente el cuerpo humano y su diversidad. Queremos representar todos los cuerpos, todas las realidades. Desprendernos de tabúes, aceptarnos y aceptar. Encontrar belleza en la diferencia y usarla para crear nuestras piezas.

Para nosotros es muy importante crear las piezas una a una, poniendo atención en cada uno de los detalles, disfrutando del proceso y apreciando las diferencias que surgen al trabajar de manera artesanal.

Sobre el proceso

Nuestras piezas están pensadas como elementos decorativos pero también pueden utilizarse para uso doméstico. Pretendemos ligar la utilidad de una taza o una maceta con lo bonito. Pero no hay que olvidar que son piezas delicadas, y como tal necesitan un cuidado especial.

Sobre todo hay que poner especial atención en el mantenimiento de los vasos y las tazas puesto que son las piezas que deben lavarse tras su uso. No hay que frotar los pezones de ninguna manera. Bastará con un aclarado con agua del grifo. Si puede frotarse el interior.

Además tanto las tazas como los vasos pueden meterse en el microondas. El barro es un excelente aislante y es por esto que las bebidas conservarán su temperatura durante más tiempo.

Nuestras piezas

En Mirlo queremos desprendernos de tabúes, queremos cambiar nuestra forma de relacionarnos con nuestros cuerpos y los cuerpos de los demás. Queremos aceptarnos y aceptar, aprender que podemos encontrar belleza en la diferencia y usar esa diferencia para crear nuestras piezas.

El desnudo es el hilo conductor de todas nuestras creaciones. Todas ellas son pensadas y elaboradas individualmente. Por esta razón no encontrarás dos piezas exactamente iguales. Como tampoco nunca podrás ver dos cuerpos idénticos.

Modelamos, pulimos, pintamos, horneamos, esmaltamos y volvemos a hornear.

Quienes somos

Somos Ana y Zeus. Licenciados en Bellas Artes, tatuadores, diseñadores y ceramistas. Nos encanta la artesanía, trabajar con las manos e investigar nuevas formas de creación.

Hace un año decidimos crear nuestra propia marca de cerámica para mostrar todas las piezas que habíamos creado hasta entonces. Aún nos queda un camino muy largo por recorrer y muchas cosas que aprender, pero nos morimos de ganas por descubrir a donde nos va a llevar nuestro Mirlo Blanco.